Natalia de Molina

Goya en 2014 a la mejor actriz revelación por su papel en Vivir es fácil con los ojos cerrados